Una llamarada provocada por una explosión de aire pudo alcanzar a los muertos en el fuego de Alicante