Los resultados preliminares de la autopsia apuntan a una toxiinfección