Ferrol sigue sin agua potable