Galicia va recobrando la normalidad al remitir el temporal de lluvia y viento