Hamaoka detiene sus reactores y agrava el problema energético de Japón