La central de Garoña cerrará definitivamente el próximo 6 de julio