Juzgan a los responsables de un pub que no admitieron a un grupo de discapacitados