Un cine de Madrid permite a los espectadores entrar con sus perros