El ayuntamiento reconoce que el jefe de seguridad municipal se fue del Madrid Arena sin ver que el aforo se sobrepasaba