Miguel Ángel Flores preparaba una fiesta de Nochevieja en Panamá