El temporal se ceba con Navarra y deja incomunicados a sus vecinos