La OMS prevé que el brote de ébola afecte a más de 20.000 personas antes de remitir