El Papa firma la carta para los irlandeses en medio de nuevos escándalos de pederastia