Polémico desalojo en el Eixample