Reclaman que los animales de compañía entren en los hospitales y las cárceles como terapia