Las Cabalgatas de Reyes, más modestas