El guitarrista de los Rolling Stones amenazó con un cuchillo a Donald Trump