Secuestrada en un cajero de Vigo