El Supremo confirma la condena a un ginecólogo por no detectar la malformación de una niña