El verano llegará con temperaturas más bajas de lo normal y lluvias en el extremo norte