La Unión Sindical de Controladores Aéreos achaca el problema de Barajas a la imprevisión