Las coronas de la Virgen de La Fuencisla, devueltas