El papa Wojtyla, proclamado beato ante más de un millón de fieles y cien cardenales