Los abogados presenciarán los interrogatorios para evitar las torturas, según un nueva norma