Declara la abuela de Gabriel, la última persona que vio al niño con vida