Se cuelan mensajes de odio en el adiós a Adrián, el niño que quiso ser torero