Una aerolínea tailandesa fichará a cuatro transexuales para que trabajen como azafatas