Amalia, la cuarentenial a la que sus abuelos vieron por primera vez a través de una ventanilla cumple un año