Objetivo de la nueva ley: Proteger a menores de la anorexia, bulimia, suicidio o abusos sexuales