La anulación de listas, que se recurrirá al Tribunal Constitucional, provoca reacciones opuestas