Una de croquetas reivindicativas para el Congreso