El niño asesinado por su padre se negaba a verlo