El pequeño Ezekiel murió de meningitis porque no le llevaron al médico a tiempo