La boda de Guillermo y Kate, la más cara de la historia