Un bombero se prende fuego a lo bonzo para denunciar la situación laboral del colectivo