Completamente calcinada, la zona arrasada por el incendio en la empresa de disolventes de Barcelona