Remite la primera ola de calor del verano que ha azotado a España