Una cámara de seguridad grabó las piezas propulsadas por la onda expansiva de la explosión en la petroquímica