Caminar como pingüinos, la solución alemana para evitar lesiones en el hielo