"Notaba que la piel se me estaba quemando", así son los efectos de la picadura de una carabela portuguesa