“Es la cornada más grande que hemos visto en nuestras vidas”