La comida que nos venden a pie de playa se prepara en coches muy poco higiénicos