Los colegios asturianos prohíben por ley grabar imagen o audio en sus instalaciones