La condena de la manada de Manresa evidencia "la necesidad" de reformar los delitos sexuales