El joven que presuntamente mató a su padre confesó el crimen a un amigo, que avisó a la policía