Una multitud conmemora la Pasión de Cristo en el mayor santuario religioso de Brasil