No consumir alcohol y beber mucha agua, principales claves para cuidar la voz