El miedo al contagio del coronavirus desata el pánico en China