El yerno de la CAM sospechoso, en libertad