El duro momento de perderlo todo: los vecinos desalojados en Badalona no volverán a entrar en sus pisos